Uber recorta pérdidas en el primer trimestre de 2021

Uber ha publicado sus resultados trimestrales en su sitio. La compañía registró ingresos de $ 2.9 mil millones para el período de enero a marzo de 2021, un 11% menos que en el mismo período del año pasado. No obstante, Uber asegura que la salida de la crisis sanitaria está en marcha gracias a las entregas de comidas y las carreras de pasajeros.

108 millones de dólares en pérdidas para Uber

La pandemia no ha escapado a Uber. A lo largo de los meses, los confinamientos se repitieron y su rama de “movilidad” se vio afectada. A pesar de todo, la empresa se está recuperando lenta pero segura. En el cuarto trimestre de 2020, había registrado pérdidas por $ 968 millones. Para este primer trimestre de 2021, la cifra ha disminuido considerablemente.

Comercio electrónico: las ventas aumentan un 14,8% en el 1er trimestre de 2021 en Francia

Entre enero y marzo, Uber registró una pérdida neta de 108 millones de dólares. Un rayo de esperanza para la firma estadounidense, que registró pérdidas por 3.000 millones de dólares en el primer trimestre de 2020, inicio de la crisis sanitaria. Las ventas de ATG, Jump y Uber Elevate, como en el último trimestre de 2020, han contribuido fuertemente a la reducción de los gastos de la empresa, así como a la reducción de su plantilla.

Por otro lado, la imposibilidad de viajar y, a veces, incluso de salir de casa en los últimos meses ha permitido que el negocio de Uber Eats explote. De hecho, mientras que las reservas de Uber han aumentado un 24% con respecto al mismo período del año anterior y ahora alcanzan los 19.500 millones de dólares, 12.500 millones provienen de la entrega de alimentos. Un aumento del 270% que no se debilita a pesar de la reapertura de restaurantes en algunas ciudades importantes del mundo como Sydney o Nueva York.

Una cifra impactada por el cambio de estatus de los conductores británicos

A pesar de que las reservas de Uber están aumentando lentamente, hasta el punto de superar las previsiones de los analistas, sus ingresos siguen disminuyendo. Si la pandemia es una de las razones obvias de esta disminución, la cifra se ha visto muy afectada por el cambio de estatus de los conductores de Uber en el Reino Unido. De hecho, se necesitaron 600 millones de dólares para que la empresa otorgara la condición de asalariados a sus empleados británicos.

La recuperación dependerá, por tanto, del deseo de los usuarios de volver a viajar, pero también del de los conductores, que son un 22% menos que el año pasado. En los últimos meses, la mayoría de ellos ya no quería conducir por miedo a enfermarse, sino también por su condición de autónomos. Como en el Reino Unido, el tema es problemático en Estados Unidos. El año pasado, Uber no cumplió con la ley de California, que obligaba a las empresas de la “economía de los trabajos por encargo”, o la economía basada en tareas, a revisar el estado de sus conductores como empleados.

Sin embargo, el miércoles, la administración de Joe Biden decidió cancelar una regulación adoptada a principios de año bajo Donald Trump, lo que dificulta que algunos trabajadores tengan la condición de empleados. En particular, permitió a Uber mantener su modelo de trabajo. «Seguimos comprometidos a garantizar que los empleados sean reconocidos de forma clara y correcta cuando son, de hecho, empleados, para que reciban las protecciones que se les brindan».El secretario de Trabajo de Estados Unidos, Marty Walsh, dijo en un comunicado.

A pesar de las dificultades, Dara Khosrowshahi, CEO de Uber, no obstante, se muestra optimista sobre los próximos meses que le esperan a la compañía californiana. «Finalmente estamos viendo la luz al final del túnel, con el aumento de las vacunas, la caída de las tasas de infección y la eliminación de las restricciones de viaje»., dijo en una conferencia telefónica con analistas.

Deja una respuesta