Todo lo que debes saber sobre la hipnosis

La hipnosis es un tipo de tratamiento psicológico en el que un profesional de la psicología ayuda a los pacientes a cambiar comportamientos, percepciones, pensamientos o sensaciones. En los últimos años, se ha convertido en una de las técnicas más utilizadas en el área de la psicología.

Erróneamente, algunas personas creen que la hipnosis se trata de controlar la mente de una persona para que se enamoren o cometan un determinado delito. Este concepto erróneo ha sido impulsado por la industria cinematográfica, la cual ha dado origen a numerosos mitos y tabúes alrededor de esta práctica.

Quienes hipnotizan no son unos magos malvados o locos, como muchas veces se cree, son profesionales de la salud mental que utilizan la hipnosis como parte de sus tratamientos. En pocas palabras, la hipnosis puede tratar diferentes patologías mentales e incluso físicas.

Por esta razón, existe la hipnosis para adelgazar, para superar el insomnio o el sonambulismo, la ansiedad y el estrés, diferentes dolores crónicos, los síntomas del síndrome del intestino irritable, entre muchos otros problemas cotidianos.

¿Qué es la hipnosis?

No es un secreto que la hipnosis ha sido el centro de largas y extensas discusiones para millones de personas alrededor del mundo en los últimos 200 años aproximadamente. Sin embargo, la ciencia, específicamente el campo de la psicología, la ha utilizado como una herramienta eficiente para cambiar comportamientos o pensamientos negativos que sufren sus pacientes.

La hipnosis funciona como un estado de trance, en el que el paciente experimenta una relajación, sugestión intensa y una imaginación elevada. Aunque muchos confunden la hipnosis con dormir, la verdad es que tiene más parecido con soñar despierto.

En una sesión de hipnosis realizada por un profesional de la psicología, los pacientes desconectan por completo de los estímulos que tienen alrededor, pero permanecen plenamente conscientes. Los especialistas indican que el trance que provoca la hipnosis se parece a la sensación de estar perdido o muy sumergido en la trama de una película o libro.

Principales aplicaciones de la hipnosis

El nombre de la terapia que utiliza la hipnosis como una herramienta alternativa o independiente se llama hipnoterapia. Durante una sesión de hipnosis, los profesionales del campo de la psicología proporcionan sugerencias para que los pacientes se relajen y disfruten de calma y bienestar general.

A continuación se presenta una breve lista con algunas de las principales aplicaciones de la hipnosis.

Para perder peso

Cuando se tienen problemas para eliminar esos kilos extra, la hipnosis clínica puede ser una opción tan eficiente como segura para perder peso. Esta terapia cuenta con un 90% de efectividad y se posiciona como una de las formas más efectivas para luchar contra la obesidad, por encima de las dietas convencionales.

Contra el sonambulismo y el insomnio

Se ha comprobado que durante la hipnoterapia, se envían señales verbales que resultan eficaces para luchar contra el sonambulismo, el insomnio y demás problemas para conciliar el sueño.

Reducir la ansiedad y el estrés

La hipnosis realizada por un profesional de la psicología permite que la mente y el cuerpo mejoren su capacidad de respuesta a la relajación natural. De esta manera, es posible aliviar la ansiedad y el estrés, así como superar diferentes tipos de fobias.

Conviene señalar que la hipnosis se realiza solo en un entorno clínico: los terapeutas la emplean como parte de un tratamiento psicológico para mejorar la salud del paciente. Además, no se debe olvidar que, aunque en la hipnosis las personas se vuelven más relajadas y desinhibidas, el hipnotizador no puede obligar a los pacientes a realizar algo que no desean, ya que el sentido de la moralidad y seguridad permanecen activos durante la experiencia.

Más allá de los mitos y tabúes en torno a la hipnosis, la psicología la ha utilizado ampliamente como un tratamiento alternativo para solucionar numerosos trastornos mentales. El trance hipnótico permite a los pacientes superar temores, suprimir pensamientos y conductas negativas, así como adelgazar o reducir los dolores crónicos. 

Deja una respuesta