El teletrabajo y los riesgos del uso excesivo de ordenadores

El teletrabajo es una práctica profesional reciente y creciente. Los empleados aprecian esta posibilidad de gestionar su trabajo desde casa y numerosos estudios han observado un aumento del 22% en su producción. Si el Teletrabajo ofrece ciertas ventajas, ¿qué impacto puede tener en nuestra salud visual? ¿Cómo cuidar tus ojos mientras trabajas en la televisión?

Teletrabajo: ¿nuevos riesgos para la vista?

Aproximadamente 4 de cada 10 trabajos podrían realizarse exclusivamente a través del teletrabajo. No todos los oficios se ven afectados de la misma manera, por lo que un camarero no podrá cambiar al teletrabajo mientras que casi todos los trabajos administrativos sí lo están.

Enfermedades visuales vinculadas al teletrabajo

Hasta la fecha no ha demostrado ninguna patología directamente relacionada con el uso de la ordenador. De hecho, la fatiga visual no es irreversible, se cree que un poco de descanso permite que los síntomas se reduzcan con el uso de gotas para los ojos y otras practicas que veremos a continuación. Sin embargo, investigadores internacionales están llevando a cabo estudios sobre la miopía conductual para determinar el impacto real del uso diario de las pantallas, ya sea en el ámbito profesional o no.

Teletrabajo en España

En Europa, el uso del teletrabajo es bastante dispar. Algunos países como los Países Bajos o Finlandia tienen alrededor del 14% de sus empleados teletrabajando, mientras que otros como Rumanía y Bulgaria tienen menos del 1% de sus empleados teletrabajando. En España, un análisis de Randstad muestra que hay 4.405.320 personas que pueden optar por trabajar de forma remota, lo que representa el 22,3% del total de la población ocupada.

Teletrabajo: cuidado con la vista

El teletrabajo permite que alrededor de uno de cada tres empleados mantenga su actividad profesional durante crisis e interrupciones nacionales e internacionales. Este fue el caso durante el período de bloqueo vinculado al coronavirus. Ante la urgente necesidad de establecer el confinamiento, pocos empleadores y empleados han pensado en organizar su espacio, tiempo y condiciones de teletrabajo. Por eso es necesaria la vigilancia para no dañar sus ojos en este contexto tan precipitado y particular que es el encierro.

Osteópatas y ópticos al servicio de los teletrabajadores

Los osteópatas y ópticos pueden permitir que los teletrabajadores encuentren soluciones a las alteraciones posturales o visuales que puede suponer esta práctica de trabajar desde casa.

Teletrabajo-Riegos-Oculares

Síntomas de fatiga visual por teletrabajo

La fatiga visual se manifiesta por dolores de cabeza, molestias visuales como visión borrosa, enrojecimiento, sensación de ardor o picor en los ojos, síndrome del ojo seco.

A SABER

¿Por qué sentimos fatiga visual cuando trabajamos delante de una pantalla?

Mientras trabajamos con un ordenador, estamos enfocados en nuestra tarea, nuestra mirada está fija por lo que parpadeamos menos. Esta falta de parpadeo provoca la evaporación de las lágrimas y una menor lubricación de la córnea. Recuerda que con cada movimiento del párpado, el gel lagrimal cubre nuestros ojos para asegurar su hidratación y nuestro confort ocular. Continua e intensamente acomodarse, mirar pantallas demasiado cerca, también cansa la vista.

Las 4 reglas para proteger los ojos en el teletrabajo

Para aprovechar la libertad de organización y la comodidad de estar en casa ofreciendo el teletrabajo sin lastimarnos la vista, aquí tienes algunos consejos para aplicar.

1) Equípate correctamente para ayudar a los ojos con el teletrabajo.

El empleador ya no está obligado a proporcionar las herramientas necesarias para el teletrabajo: teléfono, ordenador, conexión a internet deben definirse juntos para encontrar la fórmula más adecuada para cada contrato.

Elija su ordenador para el teletrabajo

Las pantallas LCD tienen la ventaja de que la vista se esfuerza menos, su tamaño también debe permitir una comodidad de lectura óptima. Los filtros disponibles hoy para limitar la luz azul también son activos que no deben pasarse por alto.

Use anteojos para trabajar a distancia

Cuando se prescriben correcciones visuales, no se debe esperar a sentir los primeros signos de fatiga visual antes de usarlas. Incluso se recomienda que los pacientes emétropes, personas que no padecen ninguna discapacidad visual, usen gafas para protegerse de la luz azul que emana de las pantallas. Por supuesto, los filtros están disponibles para gafas graduadas.

2) Organizar el espacio de teletrabajo y limitar la fatiga visual

Estar en el teletrabajo requiere encontrar un espacio donde estar cómodamente instalado para ser eficaz en sus misiones. Se necesita tiempo para pensar en encontrar y configurar el lugar ideal. A continuación, se ofrecen algunas recomendaciones:

3) Tómese descansos para relajar los músculos de los ojos

¡Estar solo frente a su pantalla de trabajo, en casa, puede hacer que se olvide de respetar sus ritmos biológicos fundamentales! Por tanto, debemos imponer una disciplina personal gestionando nuestro tiempo para tomar los descansos que son imprescindibles para nuestro equilibrio y la necesidad de recuperación de la vista.

Se estima que la duración ideal de una pausa corresponde al 10% del tiempo pasado en pantalla, por ejemplo 9/10 min cada 1h30 de trabajo. Pero no debe esperar hasta que le duelan los ojos para tomar un descanso, y no debe usar otras pantallas durante este descanso, lo que debería permitir que los ojos descansen.

4) Los 5 gestos que alivian la vista al teletrabajar

  • Dejar que su mirada descanse de vez en cuando durante el teletrabajo

Durante el descanso, pero también algunos segundos aquí y allá durante su trabajo, recuerde mirar a lo lejos sin tratar de ver con claridad. Esto permite que los músculos de sus ojos se relajen y suelten la fijación en la que se encuentran cuando trabajan en la pantalla.

  • Parpadea los ojos mientras trabajas a distancia

Para evitar que los ojos se sequen, debes recordar cerrarlos con frecuencia. Son los párpados los que, al cerrarse, depositan el líquido lagrimal sobre la córnea. Mantener los ojos cerrados durante unos segundos ayuda a rehidratarse.

  • Muévete, sal durante los descansos del teletrabajo para relajar los ojos.

Concentrándose en las tareas de la pantalla, ya no podemos tomarnos el tiempo para estirar las piernas … Sin embargo, este simple ejercicio es beneficioso para todos los músculos de nuestro cuerpo, y también los de los ojos. Ya no estar fijo permite que los ojos se relajen. Por lo tanto, se recomienda caminar, salir a caminar durante los descansos.

  • Estire la cabeza y los hombros para limitar la fatiga visual

Extiende la caja torácica, baja los hombros y estira el cuello, como si un hilo imaginario tirara de la cabeza hacia arriba. Aquí hay un ejercicio simple que permite que los músculos del cuello se relajen, los hombros se relajen y los pulmones encuentren un ritmo más sereno y se llenen más plenamente lo que promueve la oxigenación de los ojos.

  • La técnica de palming para relajar los ojos durante el teletrabajo.

El palmeo consiste en colocar las manos sobre los ojos para proporcionarles una oscuridad perfecta y ejercer presión sobre zonas clave del rostro como las cejas y los pómulos, que se utilizan menos cuando se trabaja desde casa que en compañía de compañeros.

De hecho, el uso de nuestros músculos faciales disminuye ya que nos expresamos menos solos frente a nuestro ordenador que discutiendo con colegas. Durante esta colocación de las manos, es recomendable alternar momentos de apertura y cierre de los párpados, recordando respirar profundamente para brindarle un momento de bienestar.

Deja una respuesta