Todo lo que debes saber para registrar una empresa en Andorra

Cuando hablamos de Andorra, la creación de una empresa en el país suele generar dudas.  Y es que, actualmente muchas personas desean tener una empresa en suelo andorrano, la cual puedan gestionar y operar cumpliendo con todas las normativas legales vigentes, gracias a todas las ventajas que eso les puede garantizar. 

Como resultado, se espera crear una empresa con un amplio margen de beneficios, la cual se mantenga facturando a sus clientes, atendiendo a sus proveedores y tener múltiples servicios contratados. Inclusive, es posible contratar proveedores y servicios con bajos impuestos. Algunos trámites aduaneros aplicarán en algunos casos. 

Para que todo el proceso se haga según lo indica la ley, se debe buscar asesoramiento profesional. Cualquier emprendedor que desee establecerse en Andorra, se dará cuenta que hay una serie de requisitos básicos que no puede ignorar. Por otra parte, se puede organizar finanzas personales e invertir en Andorra gracias a su excelente sistema de banca online.  

¿Por qué crear una empresa en Andorra?

Andorra es un microestado europeo, que se encuentra en los Pirineos, una zona limítrofe ubicada entre España y Francia. Generalmente, se asocia con el turismo de esquí y senderismo. Pero, actualmente desde el punto de vista empresarial, es visto como el destino para quienes desean crear sus empresas. Destaca las grandes ventajas fiscales que ofrece el gobierno, es un Estado que ha sabido atraer la riqueza de los más adinerados del continente. Se considera que es un refugio seguro para empresarios, inversores y también para los ahorradores. 

Para entender de qué se trata esta situación hablemos de cifras. Actualmente el impuesto máximo establecido para personas físicas y sociedades tiene un valor del 4,5% del IVA. Generalmente, este porcentaje se estima en un 10% al 20%, como es el caso de Francia. Por otra parte, el gobierno tampoco exige el pagaré de impuestos al patrimonio o impuestos por donaciones. 

Para que una persona sea considerada residente fiscal en Andorra, se exige que esté dentro del territorio nacional en un período de 90 a 183 días al año. Además, en comparación a otros pequeños estados europeos, como es el caso de Suiza, vivir en Andorra es considerablemente más barato. 

Requisitos para crear una empresa en Andorra

Son varios los requisitos básicos que se exigen a los extranjeros, que desean establecer sus empresas en Andorra. Para comenzar, tanto los directivos como los socios, deberán presentar documentación sobre sus antecedentes penales. También, el pasaporte vigente y un documento que muestre cuál es la estrategia de inversión. 

El siguiente paso consiste en realizar la solicitud y la reserva de la denominación de la sociedad. Dicho proceso se hace ante el gobierno, para que emita una autorización, misma que tendrá una vigencia limitada por unos días o semanas desde la fecha de la solicitud. En ella se define cuál es el tipo de negocio que va a desarrollar la empresa. Solamente se emite cuando el inversor extranjero o el inversor residente, acepta una participación superior al 10% del capital social. 

El siguiente paso consiste en definir el objetivo social y en dónde se va a gestionar la empresa. Para ello se establece una dirección física. Después se procede a abrir una cuenta bancaria en una entidad andorrana. Teniendo la autorización de la inversión extranjera y también el proceso de apertura de la cuenta bancaria, con ambos se puede emitir la escritura pública de la constitución de la empresa. Dicho documento es emitido por un notario que lo inscribe en el Registre de Societats. 

Tipos de estructuras de sociedades y empresas predominan en Andorra

Desde el punto de vista jurídico hay 3 tipos de estructuras de sociedades y empresas, las cuales son las siguientes: 

  • La sociedad limitada (SL): es comprable a la S.R.L francesa. Es el tipo de estatuto de empresa que más se utiliza por las organizaciones a menor escala, mismas que están relacionadas a los sectores comerciales y de servicios. Estos pueden ser dirigidos por una persona, es decir una Sociedad Limitada Unipersonal. El capital mínimo es de 3.000€. 
  • La sociedad anónima (SA): es para empresas más grandes en donde encontramos varios accionistas. El capital mínimo inicial es de 60.000€ y se permite que sea dirigido por una Sociedad Anónima Unipersonal. 
  • La sociedad colectiva de responsabilidad limitada: que se divide entre varios socios. La gestión es colectiva y posee las mismas condiciones básicas establecidas para las sociedades SL y SA. 

¿Cuánto cuesta? Inversión inicial y pago de impuestos

La primera parte del capital que debe desembolsar un inversor es de 3.000,00€ para el SL. En cuanto al SA tiene un valor de 60.000.00€. Las empresas registradas y constituidas pagan de inicial impuestos de sociedades con un valor del 10%. Posteriormente el IVA que deberán pagar tendrá un valor del 4,5%.

Las cotizaciones sociales se desglosan de la siguiente manera: el total es de 20% del cual el 14,5% es para la empresa y el 5,5% restante es para los empleados. Estos valores han sido calculados teniendo en cuenta las bajas laborales, por causa de accidentes o enfermedades. 

Deja una respuesta