¿Qué es el procesamiento tisular?

El procesamiento tisular permite detener los procesos de autolisis y descomposición tras la muerte celular, siendo el objetivo conservar la composición tisular presente en todos los vasos sanguíneos. Así se trata de que mantengan su estado lo más semejante posible a cuando el organismo se encontraba vivo, consiguiendo que el tejido se mantenga estático. En Anatomía patológica y citodiagnóstico se especializan en este tipo de procesos para conseguir un análisis adecuado.

¿Cómo llevar a cabo la fijación tisular?

Para conseguir la fijación tisular es importante llevar a cabo un proceso completo y exhaustivo que permita que una vez producida la muerta celular se pueda recuperar su estructura y su aspecto. Para ello antes de tratar cualquier muestra es importante aplicar los fijadores adecuados y aplicar los que mejor se adapten al tejido. No obstante, no hay una fórmula universal y lo que funciona para uno, no tiene que funcionar para otro. Por desgracia, no hay un método universal que sirva para todos, por ello no todos los fijadores tienen el mismo efecto, dependerá de muchos factores. Aplicar el fijador es muy importante para mantener el buen estado de todo el tejido de cada pieza.

La fijación no indica que este proceso pueda durar indefinidamente, pero si conversar a medio plazo los tejidos, consiguiendo una solución efectiva. El fijador que se aplique siempre será una decisión previa tomada por los resultados del estudio microscopio que se vaya a realizar. Por ello, resulta tan importante utilizar un buen fijador, ya que, un error de fijación jamás se puede corregir. Actualmente no existe ningún tipo de técnica que permita arreglar el defecto, no hay ninguna fórmula que pueda contrarrestar el líquido aplicado.

¿Cómo aplicar el fijador? 

El primer paso será realizar un registro de la muestra y comprobar que todos los elementos del contenedor se encuentren en orden. Además, es muy importante contar con todas las precauciones posibles para que el fijador se extienda a todas las zonas, a veces es más difícil llegar a cavidades internas o piezas que sean muy grandes. En algunas ocasiones se necesita ayuda del patólogo para realizar aperturas o manipular. La fijación tisular suele tardar aproximadamente 24 horas según la pieza que se vaya a fijar.

Gracias a la fijación tisular, se pueden realizar estudios que permiten analizar con claridad y poder detectar cualquier tipo de patología. Anatomía Patológica y Citodiagnóstico permite acceder a una titulación oficial para analizar muestras celulares y cultivos. También ayuda a otras especialidades sanitarias, lo que la consagra como una formación muy importante.

¿Cómo estudiar Anatomía Patológica y Citología?

Actualmente en MEDAC ofrecen un Grado Superior de Anatomía Patológica y Citodiagnóstico que conecta directamente al alumno con la realidad, impulsando una formación muy práctica. Los alumnos de MEDAC encuentran trabajo fácilmente en un mercado que cada vez demandan más este tipo de perfil. Así, una vez terminado el grado, el alumno podrá comenzar a trabajar en diferentes centros y clínicas como: laboratorios, clínicas especializas en la anatomía y centros forenses. Las salidas laborales de este grado superior son muy seguras y permiten que al finalizarlo el alumno consiga hacer lo que más le guste mientras encuentra estabilidad.

Deja una respuesta