Cómo promocionar un libro en la era del marketing digital

Las herramientas digitales han acelerado la automatización de cada uno de los sectores económicos de los países industrializados. En consecuencia, cualquier internauta puede acceder a los mejores bienes y servicios en el momento o lugar de su preferencia. Ningún rubro productivo —ya sea artístico, científico, monetario o material— escapa a esta furiosa actualidad.

El mundo editorial no es la excepción. Puesto que todas las etapas de la creación literaria están influenciadas en mayor o menor medida por la digitalización, especialmente en la fase de comercialización. Es más, las innovaciones tecnológicas influyen desde la concepción, publicación y distribución de una obra escrita, hasta en la forma de leerla.

El marketing editorial en el mundo interconectado del siglo XXI

Como cualquier otro producto, el éxito comercial de un texto depende de su estrategia promocional. Ese mercadeo otrora visible en medios analógicos (prensa, radio, cine y televisión), actualmente se ejecuta en plataformas digitales. Entonces, si —según la mayoría de páginas especializadas— el video es “el rey de los contenidos”, el videomarketing es esencial para las ventas de un libro. 

Los book trailers

Hoy en día es común encontrar video-trailers (en YouTube o Instagram, por ejemplo) con las impresiones del autor. Igualmente, cuando las reseñas de los críticos o de medios reconocidos son favorables, éstas pueden ser usadas en un videoclip. Por ello, los encargados del marketing suelen apoyarse en un software para editar videos online y así exportar en formatos ajustados a cada plataforma.

Características de un buen book tráiler

  • La llamada a la acción se centra en compartir la información sobre el libro.
  • Tiene como objetivo la creación de un vínculo entre el autor (o los personajes del libro) y el lector.
  • Puede contener el resumen de una entrevista realizada al autor.
  • Puede incluir una invitación para unirse al equipo de promoción del libro.
  • Por lo general, no son muy extensos. Por ejemplo: la duración en Instagram suele ser de entre 20 – 60 segundos; en YouTube o en Facebook rara vez superan los 90 segundos.

El poder de la imagen

Una portada interesante y llamativa es crucial para la presentación del libro. En este punto, es importante considerar la elección de una serie de elementos como el tipo de letra, la foto o el dibujo (si aplica) y los colores utilizados. Ese patrón estético preestablece el diseño de todos los medios digitales empleados para la promoción del texto. A continuación, se mencionan los más habituales:

  • Página web del libro (subpágina, cuando se trata de un autor con una website en donde expone varias de sus obras).
  • Redes sociales; tanto en perfiles o en cuentas de usuario (del libro), como en grupos o canales específicos.
  • Imágenes de fondos de pantalla, vallas publicitarias y revistas.
  • La planificación de los book trailers.

La auto-publicación

Desde la irrupción de Amazon en el mundo editorial a principios del nuevo milenio, las reglas de la comercialización de libros online han cambiado sustancialmente. Dos de esas tendencias —impulsadas también por la masificación del internet— han sido la auto-publicación (self-publishing) y los libros electrónicos (e-books).

Imagen de Clipchamp

De acuerdo con cifras publicadas por la empresa, entre 2007 y 2018 la auto-publicación de libros en Amazon creció de 6 a 92 % del total de lanzamientos. A la par, de 2011 a 2020 el número de autores activos (solamente en EE.UU.) fluctuó entre 40.900 y 45.800 (Statista, 2020). Por lo tanto, la diversidad y la competencia son enormes.

La importancia de una publicidad personalizada

El marketing es un concepto integral que abarca un amplio abanico de competencias. Al respecto, Jessica McCann de la página Funds For Writers (2021), hace hincapié en las mercancías personalizadas para la promoción de un texto. La idea es convertir a la obra escrita en una marca. Para ello, basta con utilizar el título del libro (o alguna frase del mismo) dentro de mensajes llamativos.

Entre esas mercancías se encuentran franelas, utensilios de cocina, bolsos, calcomanías, forros de celulares, materos, almanaques… casi cualquier objeto. Ahora bien, es una estrategia que (generalmente) implica un desembolso importante de dinero. No obstante, en este caso el autor (o su equipo de promoción) puede recurrir a tácticas de intercambio y a los convenios.

Algunos sitios web populares para diseños e impresiones on demand para libros

  • CafePress
  • Zazzle
  • Redbubble
  • CustomInk

El intercambio comercial

La publicidad establecida por convenios es usual en las películas hollywoodenses. Del mismo modo, en épocas más recientes los influencers de las redes sociales aprovechan este tipo de arreglos con frecuencia. Asimismo, un escritor puede introducir elementos comerciales (como el nombre de un restaurante, por ejemplo) en la ambientación de su narración.

En estos casos, queda establecido de antemano un trato en el cual una empresa determinada ayuda en la promoción del libro. En añadidura, es conveniente considerar a trabajadores freelancers y a emprendedores digitales con tiendas virtuales o portales web dedicados a realizar impresiones por pedidos (on demand).

El impacto del Covid-19 en el mercado editorial

Las nuevas reglas impuestas por la pandemia

El confinamiento forzado en la mayoría de los países desarrollados ha favorecido (aún más) la difusión de e-books. En concordancia, los planes de lanzamiento de un libro deben priorizar la presentación electrónica. Luego, si el título tiene buenas perspectivas de venta, se considera un formato impreso. En este sentido, el portal Self-Publishing School (2021) hace las siguientes recomendaciones:

  • Promocionar los escritos en otras webs literarias (aparte de enviarlos a Amazon).
  • Analizar las oportunidades de colaboración con grupos en redes sociales y/o plataformas de escritores o de lectura.
  • Implementar ofertas especiales en la venta de e-books (descuentos por suscripción y/o compartir publicaciones sobre el libro o el autor en redes sociales, por ejemplo).
  • Ofrecer gratis una copia en formato PDF a cualquiera que compre un libro impreso. De esa manera, es posible comenzar a leerlo de inmediato mientras espera el arribo del texto comprado.
  • Destinar un porcentaje —por mínimo que sea— para campañas benéficas para las familias afectadas por la crisis sanitaria.
  • Incluir algún mensaje —preferiblemente breve y conciso— de sensibilización con respecto al coronavirus en las pautas publicitarias escritas y en book trailers.

Deja una respuesta