Préstamos personales: una solución para financiar las vacaciones

Ha llegado el verano y, con él, las ganas de descansar después de largos meses de trabajo, especialmente en un período en el que viajar y las actividades al aire libre parecen ser cosas de un pasado remoto. Sin embargo, las vacaciones encuentran a muchas familias en una situación económica poco favorable, ya sea porque no han trabajado con normalidad durante el último año o porque se encuentran actualmente en el paro.

Es por esto que, para poder disfrutar al máximo del descanso estival, recurrir a fuentes de financiación alternativas puede ser interesante. 

Un boom de turismo tras la pandemia

La apertura de las fronteras regionales y nacionales ha despertado nuevamente el interés de los españoles por recorrer los diferentes rincones del país y del extranjero. A medida que la campaña de vacunación avanza y entra en vigor el pasaporte europeo, que consiente la libre circulación de personas ya inmunizadas entre los estados miembros de la Unión Europea, las oportunidades de planificar unas vacaciones como las de antes no tienen límites.

El problema fundamental muchas veces es económico. Irse de viaje representa una gran variedad de costes que van desde los billetes de tren o avión hasta las entradas a atracciones y museos, pasando por hoteles y restaurantes. Estos gastos se multiplican cuando se trata de familias con hijos y, en el contexto actual, no es una sorpresa que muchas de ellas no puedan costearse una experiencia de este tipo.

Imagen de Pixabay

Incluso si se consideran viajes cortos dentro del país, hacerlos con un presupuesto muy ajustado puede hacer de las vacaciones algo muy lejano a un descanso ideal, puesto que se debe considerar en cada momento cuánto dinero gastar y en qué gastarlo, priorizando algunas alternativas y descartando otras. Esto resultar estresante y también puede convertir todo el proceso en una vivencia plagada de frustraciones y decepciones.

Préstamos personales online para costear unas vacaciones de ensueño

Para muchas personas, la única manera de irse de vacaciones es obtener financiación utilizando los préstamos personales. Como todo el procedimiento para solicitarlos se lleva a cabo online, no se necesita hacer mucho papeleo ni acudir en persona a una oficina; basta con cumplir los requisitos de información personal que se solicita en las webs de las entidades financieras, indicar la cantidad y el plazo del préstamo, y esperar que se ingrese el dinero en la cuenta bancaria. Todo el trámite suele tardar pocos días desde el envío de la documentación.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de un préstamo personal?

La ventaja más importante es la facilidad con la que se puede acceder a ellos. Consultando un comparador de ofertas online, se puede tener una visión clara y rápida de los requisitos para su solicitud, y elegir la más conveniente de acuerdo con la cantidad de dinero, el plazo y la cuota máxima mensual que se esté en condiciones de pagar. Según qué tipo de vacaciones, el destino y los días de viaje, es posible pedir hasta algunos miles de euros a devolver en dos o tres años y recibirlos en un periodo de tiempo que no suele superar los pocos días.

Las tasas de interés suelen ser moderadas, pero implican un coste adicional que es necesario tener en cuenta para planificar los pagos futuros. Si se suma este coste al de otros gastos cotidianos, como los aumentos en las facturas de los servicios, el transporte y los alimentos, el peso de un préstamo personal en el bolsillo de una familia podría superar su capacidad de pago.

Deja una respuesta