¿Podrá Roger Federer volver a ganar un Grand Slam?

La máxima leyenda del tenis se acerca al final de su carrera y son muchas las teorías acerca de su futuro entre los fanáticos y los especialistas. Todo lo que debes saber, a continuación.

No es ninguna novedad afirmar que todas las personas tienen sus deportes favoritos y que uno de los más populares es el tenis. En las últimas décadas, uno de los grandes responsables de ellos es, sin lugar a dudas, la gran leyenda suiza Roger Federer. El tenista de 40 años ha marcado un antes y un después en la historia moderna de esta disciplina y muchos jóvenes sueñan con ser él. Con un estilo sobrio e imbatible, su nombre ya es sinónimo de tenis.

Sin embargo, estos últimos dos años no han sido los mejores para Federer. En primer lugar, la inesperada y sorpresiva pandemia de Coronavirus retrasó sus planes de volver a las canchas, así como también alteró la vida de millones de personas. En ese sentido, el 2020 fue un año en el que tuvo poca acción, algo que tampoco se pudo revertir en lo que va del 2021, en donde el astro suizo tuvo que pasar reiteradas veces por el quirófano.

Ante este panorama, se puede tomar el caso de las apuestas de tenis, en donde se encuentra la gran pregunta sobre el futuro de Federer: ¿podrá escribir por última vez su nombre en alguno de los títulos más importantes? Cabe recordar, que hasta la fecha posee la cifra récord de 20 Grand Slams, número que también han alcanzado nombres de la talla de Rafael Nadal y Novak Djokovic.

Photo by Zoë Reeve on Unsplash
Photo by Zoë Reeve on Unsplash

Roger Federer y una incógnita sobre el futuro

Si bien a mediados de año Federer había señalado que tenía las mismas ganas de competir que un jugador joven y se ilusionaba con tener un calendario más normal por fuera de la pandemia y las lesiones que lo habían aquejado, el resultado no fue el esperado. En primer lugar, porque su desempeño en las canchas no fue el mismo que en sus mejores tiempos, algo esperable para un jugador de 40 años, pero siempre que su nombre aparece hay otra expectativa en el aire.

En segundo término, y principalmente, el gran problema de Federer han sido las lesiones, una dificultad que también comparte con quien ha sido su máximo rival en la última década y media: el español Rafael Nadal. En 2020, el tenista ya había sido operado dos veces y un nuevo contratiempo en su estado físico lo alejó de los Juegos Olímpicos de Tokio, el cual era uno de sus últimos grandes objetivos. 

Lo cierto es que el mundo del tenis está prestando especial atención a lo que pueda suceder con el jugador más importante de la historia en la opinión de muchos expertos. Sin ir más lejos, el pasado mes de agosto ya había anunciado que estaría fuera de las canchas “por muchos meses” con la idea recuperar la esperanza de volver a jugar. 

En 2021, el saldo final de su competencia fueron apenas 13 partidos y cuatro derrotas, algo que está muy lejos de los tenistas de elite en general. Claro, en el ocaso de la carrera las exigencias son otras. 

2022 y una última esperanza para Federer

Así las cosas, el debate está abierto sobre qué es lo que terminará sucediendo respecto a Federer el año entrante. Sus fanáticos y los seguidores del mundo del tenis esperan que pueda recuperarse de manera óptima y tener su propio “Last Dance”, que bien podría suceder en el Grand Slam de Wimbledon a disputarse a mediados del año entrante. 

Para otros expertos, la imagen del tenista suizo levantando uno de los trofeos más anhelados parece estar cada vez más lejos, siendo conscientes de que las nuevas generaciones de tenistas pueden llegar a representar una potencia y velocidad a la que Federer no pueda responder de la mejor manera a pesar de su técnica y lectura del juego. 

Y es en este punto en donde los libros de tenis pueden dar diferentes versiones: para algunos analistas, la experiencia del astro puede revertir cualquier tipo de diferencia física, citando casos de otras leyendas del deporte. Una lectura inteligente de cada partido puede lograr que Federer aproveche a fondo sus recursos sin necesidad de recorrer largas distancias ni gastar a tope sus energías. 

Ahora bien, para los detractores de esta teoría, los ejemplos del pasado están lejos de poder representar la dificultad del tenis actual, en donde el rol físico es cada vez más importante. En ese sentido, hasta el propio número 1 del mundo, Novak Djokovic se encuentra sufriendo esas diferencias a pesar de tener un estado físico óptimo. 

Un ejemplo a seguir

Si bien la esperanza de ver a Federer escribir la historia grande del tenis sigue intacta, ya se puede sacar una gran conclusión: su historia de superación de las adversidades y su profesionalismo ya son un gran ejemplo a seguir para los deportistas más jóvenes, los cuales pueden verse reflejados en una leyenda viviente.

Lejos de histrionismos y rumores fuera del campo de juego, la historia de Federer se ha caracterizado por la excelencia, la preparación y el alto rendimiento durante décadas. Con el ocaso de su carrera cada vez más cerca, alegra ver que esa conducta se mantiene firme. 

Deja una respuesta