Nadie nunca me había tratado tan mal, y mira que me han tratado mal

por