El mercadillo

De origen árabe, “sùq”: zoco, mercado. Según la Ley Islámica, el engaño de los mercaderes estaba prohibido (Corán,Sura 2, aleya 275). Así en el mercado se establecia un precio, que se podía calificar de justo, calculando el coste de los materiales y demás recursos que intervenian en la elaboración de diversos productos. (Libro del Buen Gobierno del Zoco de al¬Saqati, siglo XIII).

por