Dejad que cante el muchacho

Azaña: “No me importa que un político no sepa hablar, lo que me preocupa es que no sepa de lo que está hablando”. Si D. Manuel Azaña hubiese leído el escrito de D. Edmundo Seva publicado en esta misma tribuna el 27/05/2012, estaría seriamente preocupado.

por