Las peñas ultiman preparativos a pesar de la alerta roja