Isabel Bonig visita la Residencia de Ferroviarios de Sant Joan invitada por una amiga residente