El Partido Socialista pretende que el 100% de la población pueda hacer deporte