Circarte pasó por Sant Joan dejando la ilusión del circo