El Vell i la Vella” nos anuncian el ecuador de la Cuaresma