La lluvia y el viento no pararon la marcha contra la Violencia Machista en El Campello