Los beneficios de los jabones naturales artesanales

Los jabones naturales artesanales llevan llevan con nosotros mucho tiempo. ¿Conoces cuáles son sus beneficios con respecto a los jabones químicos?

“Se debe mezclar una parte de aceite y cinco de potasa. Sólo así se obtendrá una especie de pasta que liberará al cuerpo de la suciedad. Más que utilizando tan sólo el agua del río”. Data del año 3.000 a. C. y es la primera receta documentada para la elaboración de jabón. Aunque su nacimiento se remonta a las profundidades del pasado, lo cierto es que su formulación no ha cambiado demasiado. Aceites esenciales y plantas aromáticas con propiedades antisépticas naturales.

Sin embargo, con la industrialización el uso de componentes químicos y artificiales ha modificado su composición alejándola bastante de su esencia primigenia. Hoy el jabón es un producto explotado por las rígidas leyes del mercado y, a diferencia de lo que ocurría en el pasado, no se considera un bien de primera necesidad. Hoy, de hecho, muchas marcas lo han convertido en un producto exclusivo.

Pero, ¿qué desventajas conlleva la industrialización y artificialización del jabón? O dicho de otro modo, ¿cuáles son los grandes beneficios que supone optar por el jabón natural artesanal? Lo cierto es que existen varios. ¡Presta atención!

Aromatización menos agresiva y más variada

Los jabones elaborados a partir de procedimientos industriales y basados en el uso de productos químicos suelen tener un aroma bastante fuerte. Algunas veces la presencia de este tipo de compuestos dan lugar a olores demasiado intensos que pueden llegar a resultar desagradables. 

Los jabones orgánicos se caracterizan por poseer un aroma más ligero. Además, dada la enorme variedad de aceites esenciales, es posible acceder a soluciones con aromas más o menos cuerpo. Por otro lado, también existen soluciones neutras con olor a jabón puro.

Beneficios para la salud dérmica

El componente básico durante los procesos de elaboración es el aceite. Puede emplearse aceite de coco, de almendras, de oliva o aceite vegetal. Todos ellos cuentan con propiedades beneficiosas para la piel. Su composición es rica en nutrientes y vitaminas. Además, sus propiedades hidratantes y reconstituyentes ayudan a reducir los efectos de afecciones como el acné, la dermatitis o la psoriasis. 

Imagen cortesia de Jabón Zorro D´Avi

Alta versatilidad

Sus elementos cuentan con propiedades antisépticas y son no invasivos. Esto convierte a los jabones naturales en soluciones altamente versátiles. ¿Sabías que pueden emplearse prácticamente en todo tipo de limpiezas? Son muy útiles para eliminar manchas sobre todo tipo de superficies incluyendo telas o tejidos. Además su versatilidad también se aplica a la higiene personal. Son beneficiosos para la piel, pero también para el cabello.

No influyen negativamente en la hidratación de la piel

La piel seca acelera los procesos de envejecimiento. Además propicia la aparición de grietas sobre la superficie de la dermis por donde las bacterias pueden introducirse generando infecciones. Como resultado, se hace más vulnerable y se incrementan los riesgos de padecer eccema o dermatitis atópica.

Es recomendable optar por soluciones que no alteren el nivel de hidratación natural.

El jabón orgánico no reseca la superficie de la piel. Los jabones químicos, por su parte, tienden a generar sequedad con el paso del tiempo debido a su alto contenido en químicos.

Composición 100% natural

La presencia de elementos químicos como conservantes o colorantes puede producir efectos adversos en la piel, especialmente si se aplican de forma habitual. Inflamación, picor o enrojecimiento son algunos de los más comunes. Los jabones elaborados mediante procedimientos manuales e ingredientes 100% naturales son mucho más respetuosos. Su uso libre de elementos químicos agresivos se traduce en un mayor equilibrio de nuestro pH pero también de una mejor hidratación.

Formulación respetuosa  con el medio ambiente

Sus beneficios no sólo se extienden sobre la salud de nuestra piel sino que también abarcan al medio ambiente. Al estar elaborados mediante ingredientes de procedencia 100% natural y no haber sido sometidos a alteraciones a partir de procesos artificiales, no generan efectos negativos a la capa de ozono. Además, sus residuos no generarán ningún tipo de efecto negativo sobre ningún entorno o sobre la salud de otros seres vivos.

Jabón y conciencia eco: Lo que deberías saber 

La conciencia eco también ha puesto el punto de mira en el jabón. ¿Conoces cuál es su impacto sobre el planeta? Sus efectos se generan especialmente durante sus procesos de elaboración. La producción masiva de jabones industriales conlleva el desperdicio de enormes cantidades de un recurso no renovable esencial para los seres vivos: El agua.

Además su uso indiscriminado causa otros efectos colaterales. Por un lado, cuentan con ciertas restricciones y limitaciones en lo que respecta a biodegradabilidad. Tan sólo aquellos jabones que pierdan el 90% de su propiedad de reducir la tensión superficial del agua a los 28 de ser vertido pueden etiquetarse como biodegradables.

Por otro lado, muchos detergentes industriales cuentan con una composición basada en elementos químicos fosfatos, fosfonatos o percarboxilatos. Todos ellos generan un efecto fertilizante en las algas alterando sus niveles de reproducción para llevarlos a cotas masivas. Su vertido indiscriminado puede hacer que se multiplique dicha reproducción con la consiguiente reducción de oxígeno que ello genera bajo el agua afectando a la fauna y flora marina.

Deja una respuesta