Inglés empresarial: Descubre si tienes posibilidades de convertirte en políglota

La nueva era empresarial apunta hacia la conquista de un mundo globalizado que demanda profesionales con dominio de diversos idiomas. Pero, más allá de este requisito y las exigencias en los niveles de preparación para tener éxito en el contexto laboral, se presenta la interrogante sobre ¿qué tan fácil es aprender a hablar otros idiomas?

Hay quienes afirman que existen personas con talentos o habilidades innatas que facilitan el aprendizaje de una gran variedad de lenguas. Es decir, parten de la premisa de que hay individuos que tienen más facilidad que otros para aprender nuevos idiomas. ¿Hasta qué punto son ciertas estas afirmaciones? Descubre si tienes posibilidades de convertirte en políglota. 

¿Qué significa ser un políglota?

Ser un políglota significa hablar y comprender varios idiomas al mismo tiempo, dominio que abre las puertas a múltiples beneficios y oportunidades en distintos campos de la sociedad, especialmente en el ámbito profesional. 

Por otra parte, la comprensión de varios idiomas se convierte en una fuente inagotable de nuevos conocimientos al viajar a otros países, por ejemplo, la posibilidad de comunicarte con personas de otras culturas y aprender de cada una de ellas. 

¿Es posible ser un políglota?

Muchas personas piensan que ser un políglota es un sueño irrealizable, idea basada en una circunstancia utópica que limita el pensamiento, o crea la predisposición a descartar la meta de lograr hablar en varios idiomas. 

¿Cuánto hay de cierto? Creer que no tienes las habilidades necesarias, ni la capacidad para aprender otros idiomas es un pensamiento totalmente desacertado. Tampoco te conformes con hablar un solo idioma además del materno, fijar esta posición errada en tu mente puede convertirse en una limitante u obstáculo para asumir desafíos emergentes en tu profesión. 

Ser políglota sí es posible, y está en tus manos lograrlo a través de elementos claves como: el estudio, la constancia, la motivación y el empeño que tú le pongas al procurar aprender varios idiomas. 

¿Qué tan difícil puede ser convertirte en un políglota?

Ya aclaramos que sí es posible que te conviertas en un políglota, pero ante esta aseveración surge otra pregunta interesante: ¿Es fácil o difícil ser un políglota? No es difícil ser un políglota. Si tienes verdadero interés no será nada difícil hablar aquellos idiomas que te propongas en el futuro. 

Como toda actividad académica o profesional requiere  disciplina, inversión de tiempo y esfuerzo para el aprendizaje de cada idioma.  Lo primero que debes hacer es motivarte a dar el gran paso y eliminar las barreras mentales, piensa en todo lo que puedes lograr al término de esta meta.

El plurilingüe Jimmy Mello, autor brasileño de varios libros sobre lenguas, confiesa que debe su perfecto dominio de idiomas a su motivación, su dedicación y su compromiso.

Si internalizas las ventajas, utilidades o beneficios que puedes obtener te sentirás motivado a alcanzar el objetivo. Pero, si proyectas en tu mente la actividad como algo tedioso, improductivo, y forzado no tendrás resultados positivos. 

Enfócate en todo lo positivo que envuelve el aprendizaje de idiomas como: oportunidad de negocio, clave para tu emprendimiento,  y una herramienta para mejorar como persona o profesional. Serás capaz de transmitir un mensaje en una lengua distinta, y adquirirás conocimientos sobre otras culturas, incluso podrás leer contenido de otros países.

Como todo comienzo tendrás equivocaciones, pero podrás corregirlas y seguir en el proceso. No esperes aprender varios idiomas en poco tiempo, la presión hará que te desanimes si no consigues el objetivo a corto plazo. 

Tómate el tiempo necesario para aprender, y disfruta esta etapa practicando con amigos, estudiando por internet o conectando con personas de otras latitudes, sin importar la edad. 

¿Qué idiomas aprender? 

En el planeta hay aproximadamente unas 7.100 lenguas, aunque los 10 idiomas más hablados del mundo son: inglés, chino, hindi, español, francés, árabe, ruso, portugués, bengalí y alemán. 

Como puedes ver, el idioma más hablado en el mundo es el inglés, lengua con muchas ventajas a nivel empresarial, sin embargo puedes elegir el que desees de acuerdo a tus gustos e intereses. Tal vez tu nuevo empleo exige que aprendas portugués y alemán, o desees mudarte a Francia y tengas que aprender francés. 

Todo depende de tu situación y preferencias particulares. Si no estás seguro selecciona inicialmente idiomas que tengan alguna similitud, por ejemplo, tanto el italiano como el portugués pueden ser comprendidos por alguien que habla español. 

Lo más recomendable si quieres ser un políglota es iniciar con un idioma y al tener cierto dominio comenzar a aprender el otro. Organízate de acuerdo a tu tiempo, habilidades y ritmo de aprendizaje, de esta manera tendrás conocimientos previos para comprender mejor el siguiente idioma.

¿Cómo convertirte en un políglota?

Todos tenemos la posibilidad de convertirnos en políglotas, y mejorar cada día a partir del estudio del idioma. Concéntrate en el aprendizaje a través del estudio con el propósito de obtener un conocimiento útil y alcanzar un nivel más profesional. 

Olly Richards, políglota experto en ocho idiomas, aprende escuchando audios, practicando la lengua, usando flashcards y estudiando todos los días. 

Aprende las palabras, terminologías o frases elementales para comunicarte en otros idiomas, y amplía tu vocabulario según tu progreso, te ayudará a hablar con fluidez y a desenvolverte mejor. Si eres tenaz en el estudio desarrollarás habilidades y llegarás a tener mayor comprensión lectora, mejor expresión oral y la capacidad de describir personas, direcciones, objetos, escenarios, realidades, entre otros…

Deja una respuesta