El Gobierno dará luz verde a 7.000 millones en ayudas directas a empresas

El gobierno aprobó hoy el plan de 11.000 millones de euros anunciado por el presidente ejecutivo, Pedro Sánchez, hace unos días en una reunión ministerial especial. Finalmente, el 60% de esta cantidad se destinará a ayudas directas, por un total de 7.000 millones de euros.

De esta cifra, 2.000 millones se reservarán para Baleares y Canarias, por ser las zonas más afectadas por la crisis sanitaria, mientras que 5.000 millones se reservarán para el resto de comunidades autónomas.

Respecto a los 4.000 millones restantes, habrá 3.000 millones de nuevas garantías dedicadas a las ICO, y otros 1.000 millones se destinarán a inyecciones de capital de medianas empresas.

Importe de las ayudas

El importe de la ayuda varía según el tipo de empresa, por lo que los autónomos inscritos en el sistema de valoración objetiva del IPRF pueden optar por un importe fijo de 3.000 euros. Mientras que el resto de autónomos y empresas pueden exigir un precio entre 4.000 y 200.000 euros.

En cualquier caso, el monto de la ayuda no supera el 40% de la caída adicional de ingresos provocada por la pandemia de microempresas y autónomos, mientras que en otros casos este porcentaje se reduce al 20%.

Las subvenciones son subvenciones definitivas, por lo que deben utilizarse para pagar deudas contraídas desde marzo de 2020, como pagos a proveedores, suministros, salarios, arrendamientos o deudas financieras.

Ayudas-Empresas-7000-millones
Foto: Pool Moncloa/Borja Puig de la Bellacasa
La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, y la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

El reparto de ayudas continuará con las actividades hasta junio de 2022, así como otros requisitos, entre ellos la prohibición de reparto de dividendos y el aumento de sueldo del personal directivo. La empresa también debe pagar las obligaciones tributarias de manera oportuna y no debe operar en un paraíso fiscal.

Las ayudas serán gestionadas por la Comunidades Autónomas, y la asignación de los fondos seguirá los mismos criterios que los utilizados por REACT-EU.

Medidas para apoyar la solvencia de las empresas

Por otro lado, el Gobierno también ha aprobado medidas para apoyar la solvencia de las empresas, entre ellas la ampliación del plazo de suspensión de la obligación de solicitar la quiebra, que vence el próximo domingo.

En noviembre aprobó un real decreto de medidas económicas, entre otras cosas, se prorrogó el decreto hasta mediados de marzo para suspender la obligación de declararse en quiebra. Es decir, un requerimiento para que una empresa ya existente quebrada se declare en quiebra.

Anteriormente, en abril, debido a la pandemia de coronavirus, el gobierno había extendido esta moratoria hasta el 31 de diciembre en respuesta al previsible aumento de los procedimientos concursales de los tribunales comerciales.

Ahora, el gobierno ha vuelto a extender el período de suspensión de la quiebra para que las empresas que son viables en condiciones normales de mercado cuenten con instrumentos legales que les permitan mantener sus actividades y empleo.

Deja una respuesta