¿Por qué los gatos le tienen miedo al agua?

Quizá no sabías que los gatos son buenos nadadores. Pero su denso pelaje absorbe rápidamente el agua, se vuelve más pesado y tira del gato hacia abajo en su intento por nadar. ¡Incluso después de un baño, el aumento de peso compromete su movilidad y difícilmente podrían huir de un peligro! Una vez mojado, el cuerpo del gato se enfría y el agua elimina su olor corporal.

Todas estas razones podrían explicar por qué a los gatos no les gusta el agua, ¡pero los expertos no están muy seguros!

Un gato mojado se lame mucho. Así es como una vez más «olerá bien» y podrá difundir su olor.

El gato está apegado a su olor, porque lo distingue de otros gatos y le permite marcar su territorio.

Un gato sólo debe lavarse si está demasiado sucio para acicalarse o en caso de emergencia.

El pelaje del gato lo protege del calor y los rayos del sol, así como del frío y la humedad.

A muchos gatos les gusta jugar con agua, por ejemplo, con un grifo abierto. Están cautivados por el movimiento del agua.

¡No todos los felinos le temen al agua! El gato pescador, que vive en zonas pantanosas del sur de Asia, caza peces en el agua.

Leer también: ¿Por qué mi perro lame mis pies?

Deja una respuesta