El fútbol une a las familias españolas

Más que un simple  deporte, el fútbol en España es una tradición nacional que une y fortalece a las familias. El primer regalo que recibe un bebé al nacer es un balón de fútbol. 

 Desde pequeños, los padres juegan con sus hijos compartiendo emociones y risas, incluso algunos llegan a apostar entre ellos para hacer gala de sus mejores predicciones. Los hermanos  se pasan trucos y técnicas para un mejor desempeño. Se organizan torneos familiares en espacios públicos  donde se dan cita primos, tíos, abuelos, sobrinos y nietos de un mismo tronco familiar que reafirman lazos con la práctica de este deporte. 

Juntos como uno  frente a la TV 

De igual manera, al llegar los mundiales, la sala se llena de familiares que se agolpan en el sofá para disfrutar y apoyar a su equipo mientras se degustan unos ricos bocadillos Gritos de euforia, exclamaciones, reclamos al árbitro que está en la TV,  alegrías desbordadas y muestras de enojo  son el cotidiano sonido que acompaña las transmisiones televisivas instaladas en las salas de las casa españolas.

El-futbol-familias-espanolas

En toda escuela española se puede observar a los chicos en los patios jugando al fútbol. Penetró  a España  en 1872,  cuando unos obreros ingleses que  trabajaban en una mina de Huelva,  fueron enseñándole este entretenido juego a sus compañeros españoles. Sin embargo no fue sino 8 años después, en 1980, cuando se realizó el primer partido de fútbol serio en España. Desde allí el gusto se extendió por todo el territorio y al día de hoy es la marca de nacimiento con la que viene todo español al nacer.

Fútbol  es trabajo en equipo

Lo que hace atractivo el juego de fútbol es que todos los participantes al jugar, dejan de lado sus  particulares intereses y se enfocan en el logro de un objetivo común: anotar un gol. Las familias que realizan prácticas de fútbol son más proclives a trabajar como  equipo y ser exitosas en el trazado y alcance de metas. El trabajo colaborativo que se genera en las familias al jugar futbol estrecha los lazos y minimiza las asperezas, haciendo más fluidas las relaciones. 

El fútbol en España es una pasión que mueve multitudes y no es raro ver a las personas en la calle siguiendo las jugadas a través de sus móviles. La familia personal se convierte en la familia Española cuando entra a un estadio para apoyar a su equipo en un mundial. E un deporte que cohesiona, que aglutina, que canaliza las emociones más profundas  de todo un país

Fútbol como reflejo del espíritu familiar

El fútbol también va mostrando avances sociales que se inician en la familia y se reflejan en la sociedad, tal es el caso de la inclusión femenina en campos tradicionalmente masculinos. En la actualidad, se está abriendo la posibilidad de que las niñas en edades muy pequeñas puedan practicar este deporte de manera profesional adquiriendo grados de especialización en academias pensadas para tal fin. Así que ahora también  las mamás, las hijas, las sobrinas, se meten en la cancha para jugar con sus parientes y pasar un buen rato compitiendo y aprendiendo 

Así como cada familia muestra de qué está hecha en los momentos de crisis, durante un partido de fútbol se revela la idiosincrasia de un país. 

Deja una respuesta