La Fiesta de la flor llenó de colorido las calles de San Vicente