Semana plagada de actividades terroríficas en el CEIP Raspeig