Nozomi Watabe, la estudiante japonesa que ha pasado varios meses con una familia sanvicentera