El CEIP Reyes Católicos celebró un fin de curso de lo más refrescante