Ni las bajas ni la pelea en el barro impiden las victorias