La cantera del Patín Raspeig sigue dándonos alegrías