El Club Rítmica San Vicente rompe el hielo en sus nuevos niveles