Abel y Tiago ganan el trofeo Inter gracias a sus valores deportivos