Los lectores de Paz Castelló desbordan la presentación de “La llave 104”