La cucaña y la ollas cerraron las tardes de regocijos populares en San Vicente