Un vecino se propone restaurar una fachada donde lucen las letras “San Vicente”