El policía local que denunció al Ayuntamiento ante el Síndic eleva la queja al ministerio de trabajo