El concejal de deportes custodió por su cuenta la piscina municipal ante la falta de personal