El Ayuntamiento instala dos nuevos contenedores de aceite y recuerda que echarlo al fregadero es altamente contaminante