A propósito del pleno del mes de febrero en Sant Vicent