El Balón de Oro entra en su fase final

Esta misma semana se han hecho públicos los 30 jugadores que aspiran a ganar el Balón de Oro. El galardón, creado por la revista France Football en 1956, corona al mejor futbolista de un año natural. Como no podría ser de otro modo en el siempre convulso mundo del fútbol, la idoneidad del ganador siempre es un tema de debate. Del mismo modo que lo es el formato.

En los últimos años no ha quedado claro del todo si el premio se otorga al jugador que mejor ha rendido en los últimos 12 meses, o bien al futbolista que ha conseguido sumar más títulos de manera colectiva. Un escenario que invita a la duda y que difumina el verdadero espíritu del premio. Sin embargo, lo que sí está claro es que la hegemonía de los últimos años ha pivotado sobre dos de los mejores jugadores de nuestra era: Cristiano Ronaldo y Lionel Messi. Ambos futbolistas se han acercado a la genialidad de manera constante en la última década, por lo que son los nombres propios que más galardones ostentan: Messi tiene seis y Cristiano Ronaldo, cinco.

Todo invitaba a pensar que su reinado empezaría a mostrar síntomas de agotamiento, pero nada más lejos de la realidad: ambos jugadores vuelven a encontrarse en la lista de finalistas, y en el caso concreto del argentino tiene muchas posibilidades de sumar el séptimo balón dorado a la vitrina de su casa.

De hecho, es el máximo favorito entre los 30 futbolistas que se han publicado. El genial delantero fue uno de los jugadores más destacados del último curso. Fue de los pocos jugadores del FC Barcelona que lograron brillar con luz propia, un escenario bien conocido por los seguidores barcelonistas, pero que se hizo aún más evidente la pasada temporada. Con la camiseta azulgrana también fue capaz de sumar un título de Copa del Rey, un premio a una temporada muy sufrida por parte de los jugadores de Ronald Koeman. También terminó el curso como máximo goleador de la Liga Española, muestra de su buen rendimiento ofensivo.

Pero el motivo principal por el cual el jugador aspira a ganar el Ballon d’Or es la consecución de la Copa América por parte de la Selección Argentina. Un éxito nacional que el jugador perseguía desde que debutó con la Albiceleste. Solo Messi sabe lo que ha tenido que sufrir para sumar un título internacional en una historia de mil y un fracasos. Curiosamente, el escenario ha cambiado paradójicamente, y el deportista de Rosario parece ahora más feliz en las concentraciones del combinado nacional que en el fútbol de clubes. 

El jugador también ha sido noticia los últimos meses por su cambio de aires: Leo Messi se ha incorporado a la disciplina del Paris Saint Germain, un club que ya aspiraba a todo antes de su incorporación tal y como indican las predicciones y pronósticos. Su fichaje ha sido considerado como uno de los más mediáticos de la historia deportiva y todavía se hace extraño verlo sobre el césped sin su inseparable elástica blaugrana. De hecho, si el jugador termina ganando el premio, lo habrá hecho por su rendimiento con el Barça y no con el PSG. Habrá que estar atentos a las redes sociales de ambos clubes para ver quién reivindica el premio con más contundencia: ¿Su club anterior o la entidad que le paga sus emolumentos?

El Balon de Oro

Pero Messi no es el único jugador aspirante al premio individual, le siguen de cerca tres futbolistas que también han firmado un año excepcional. El primero es Karim Benzema. El jugador del Real Madrid se encuentra en un momento de forma excepcional, además, el club blanco pidió públicamente el Balón de Oro para el francés en un tuit. Un escrito que se publicó después de que el delantero se impusiera con Francia en la final de la UEFA Nations League ante España

Benzema juega y hace jugar, un futbolista que por sus características técnicas encajaría mucho mejor en el rol de centrocampista ofensivo, pero que se ha destapado como un excelente goleador. Ante la ausencia de grandes referentes pretéritos como es el caso de Sergio Ramos o Cristiano Ronaldo, el jugador ha dado un paso adelante. En 2021 ha conseguido sumar 34 goles y 15 asistencias, y hay que tener en cuenta que el fútbol se alimenta vorazmente de la inmediatez. Y lo que es más cercano en el tiempo es el triunfo de la Selección Francesa en el torneo europeo. Seguro que la maquinaria mediática madridista se pondrá a trabajar para intentar que el francés sume el galardón individual, pero no lo tendrá nada fácil.

Otro de los aspirantes que constan en la lista de favoritos es Robert Lewandowski. El ariete polaco ha firmado también un año excepcional en materia goleadora: 50 goles entre su club y Polonia. También hay que tener en cuenta que el jugador era el máximo favorito a levantar la pelota dorada la pasada temporada, cuando el Bayern ganó todos los títulos posibles. El premio quedó desierto y el futbolista quedó simplemente como aspirante. El polaco es uno de los mejores delanteros de la última década, y gracias a su talante trabajador y de perfil medio siempre genera simpatías. Nunca pronuncia una palabra más alta que otra, y solo se dedica a perforar de manera constante las porterías de sus rivales. Un ejemplo para todos los delanteros que se encuentren en etapa formativa.

Finalmente hay que analizar la situación de Jorginho. El jugador italiano ha sumado los dos títulos jerárquicamente más importantes del curso (con permiso también de la Copa América): la Champions League con el Chelsea y la Eurocopa con Italia. El centrocampista ha sido una pieza importante en la carrera por los dos títulos, pero su rendimiento individual queda a años luz del de los tres que hemos citado anteriormente. Aquí vuelve a pesar mucho el debate que obliga a elegir entre éxitos colectivos o el despliegue de un futbolista en concreto.

Otros nombres propios destacados por su gran año son Cristiano Ronaldo, máximo goleador de la Eurocopa y de la Serie A, o Erling Haaland, delantero de moda del fútbol europeo y actual atacante del Borussia Dortmund. Otra bestia en el apartado ofensivo que suma goles a su marcador personal semana tras semana. 

Completan la lista de 30 favoritos: César Azpilicueta, Nicolò Barella, Leonardo Bonucci, Kevin de Bruyne, Rúben Dias, Gianluigi Donnarumma, Bruno Fernandes, Phil Foden, Harry Kane, N’Golo Kanté, Simon Kjaer, Romelu Lukaku, Riyad Mahrez, Lautaro Martínez, Kylian Mbappé, Luka Modric, Gerard Moreno, Mason Mount, Neymar Jr., Pedri, Mohamed Salah, Raheem Sterling y Luis Suárez.

Deja una respuesta