Conoce el apasionante mundo de las impresoras 3D

Las innovaciones tecnológicas de estos últimos años han dado lugar a todo tipo de dispositivos de enorme potencial. Entre las invenciones más destacadas de los últimos años encontramos las impresoras 3D, un tipo de dispositivos capaces de crear todo tipo de objetos basados en diseños tridimensionales. Esta tecnología ofrece un sinfín de posibilidades pero, tal y como cabría suponer, se requieren de una serie de conocimientos para entender su funcionamiento y darle el uso que nosotros queremos.

A continuación, vamos a hablarte en detalle acerca de las impresoras 3D, su funcionamiento y algunos consejos que te serán de utilidad a la hora de comprar una.

Todo lo que debes saber sobre las impresoras 3D

Tal y como explicábamos previamente, las impresoras 3D se tratan de máquinas que ofrecen la posibilidad de crear copias de diseños tridimensionales con volumen. Para poder llevar a cabo esta tarea, el dispositivo debe basarse en un modelo 3D que puede haber crearse en ordenador (con programas de Diseño Asistido por Computador), ser escaneado o descargado de una página web.

El uso que se hace de estas impresoras 3D va mucho más allá de la creación de figuritas de Star Wars, encontrando así implementaciones de esta tecnología en los sectores del automotor, dado que permiten la construcción de prototipos mediante un proceso que trae consigo ahorros de tiempo y material. También podemos ver impresoras 3D en joyerías, el sector del calzado, diseño industrial, ingeniería aeroespacial, entre muchos más. Estos dispositivos se están volviendo cada vez más prevalentes en nuestra sociedad haciendo así que, tarde o temprano, se conviertan en un dispositivo de uso cotidiano.

Funcionamiento de la impresora 3D, tipos y materiales empleados

A la hora de entender como usar una impresora 3d, hemos de conocer el proceso de fabricación de objetos que éstas utilizan. La generación de cuerpos físicos tridimensionales se lleva a cabo mediante la adición, capa a capa, del material que se esté empleando según el caso. Esto supone una diferencia fundamental respecto al método convencional de fabricación de objetos, consistente en la eliminación del material sobrante, al reducir drásticamente la cantidad de material utilizado.

En lo referente al material utilizado por las impresoras para la fabricación de objetos, los más utilizados se tratan de los termoplásticos PLA o ABS, aunque también se pueden emplear fotopolímeros, resinas e incluso metal. Sin embargo, a la hora de emplear este tipo de materiales se requieren de impresoras 3D mucho más costosas y con costes energéticos mucho más elevados, haciendo inviable su uso cotidiano fuera del ámbito industrial.

Por supuesto, también hemos de conocer las diferentes tecnologías de impresión 3D disponibles en el mercado que, si bien se pueden clasificar por el tipo de material que emplean, también existen diferencias en cómo depositan dicho material para la fabricación del objeto en cuestión. Las impresoras 3D de uso doméstico suelen ser de tipo FDM, o Fusion Deposition Modeling, cuyo proceso se caracteriza por el uso de rollos de termoplástico ABS o PLA, material que se pasa por el extrusor y se derrite para facilitar así su deposición capa a capa hasta formar el objeto. Otras tecnologías más precisas que se emplean en la actualidad son las impresoras de Estereolitografía (SLA), que consiguen un objeto moldeado con resina líquida y curado con láser de luz ultravioleta, y Selective Laser Sintering (SLS), parecida a la SLA pero que emplea insumos en polvo como materiales metálicos, cerámicos, nylon, poliestireno… entre otros.

El uso de las impresoras 3D puede parecer complicado, y cualquiera que no esté muy familiarizado con la tecnología actual, por lo general, se verá abrumado ante la aparente complejidad de estos aparatos. Sin embargo, nada te impedirá crear los objetos que deseesuna vez cuentes con la formación adecuada. Si investigas lo suficiente, encontrarás en Internet una enorme cantidad de Cursos para aprender impresión 3D, en los que aprenderás como usar una impresora 3d para llevar a la realidad todo tipo de diseños tridimensionales.

Cómo elegir un modelo de impresora 3D

A la hora de elegir un modelo de impresora 3D que se adecúe a tus necesidades, existen una serie de criterios que se deben tener en cuenta antes de tomar una decisión:

  • Material utilizado: tal y como mencionábamos en el apartado anterior, los diferentes modelos de impresoras están diseñadas para emplear determinados tipos de materiales. El uso de termoplásticos PLA o ABS, aunque ofrecen resultados menos vistosos y precisos que las de resina, se tratan de una opción económica recomendable para los presupuestos más ajustados.
  • Montaje: muchas de las impresoras 3D que puedes encontrar en el mercado vienen montadas y listas para ser utilizadas. Sin embargo, aquellos modelos que debes montar por tu cuenta consiguen resultados similares y resultan, por lo general, mucho más asequibles. Si eres capaz de abordar el montaje del dispositivo, te recomendamos esta última opción de compra.
  • Posibilidad de expansión: existen impresoras 3D que ofrecen a sus usuarios la posibilidad de instalar mejoras, evitando así un mayor gasto de dinero resultante de tener que comprar un modelo diferente y mejor que el que tenías.

Deja una respuesta