Cómo elegir el seguro de tu coche

Tener contratado un seguro de coche es de obligatorio cumplimiento para cualquier propietario de un vehículo. El seguro como mínimo tiene que incluir la cobertura de responsabilidad civil, que consiste en cubrir los daños causados a terceras personas en el caso de un accidente. Éste seguro es más conocido como seguro de coche a terceros.

Partiendo de esta base, el mercado ofrece una amplia variedad de tipos de seguro de coche que varían según sus coberturas y garantías. Nombramos algunas de las modalidades más comunes a continuación: 

  • Seguro a terceros: es la modalidad que acabamos de explicar. Este contiene las coberturas mínimas necesarias para poder circular por las carreteras nacionales. 
  • Seguro a terceros ampliado: cuenta con todas las coberturas mínimas exigidas por la ley además de algunas garantías adicionales como por ejemplo robo, incendio o rotura de lunas.
  • Seguro a todo riesgo: es la modalidad de seguro de coche más completa dado que cubre tanto los daños a terceros como los propios. 
  • Seguro a todo riesgo con franquicia: igual que el anterior, pero en este caso, el tomador de la póliza asume una pequeña parte del importe en el caso de un siniestro. Es por ello que la cuota final de este tipo de seguro suele ser inferior.

Después de conocer las diferentes modalidades o tipos de seguro de coche, muchos nos preguntaremos: ¿y qué tipo de seguro de coche necesito?, ¿cuál sería el ideal para mi y además al mejor precio?

La elección de un seguro de coche que se adapte al máximo a las necesidades del conductor y a las del vehículo puede ser un auténtico rompecabezas. A continuación, exponemos varios factores a tener en cuenta a la hora de contratar un seguro de coche online, tal como nos explican desde Pleyade, correduría de seguros de Grupo Telefónica.

4 aspectos a tener en cuenta para contratar el seguro del coche

Tipo de seguro

Lo primero que tendrás que ver es el tipo de póliza que quieres contratar. Como explicamos, hay diferentes modalidades que se resumen en 4 principales – terceros, terceros ampliado, todo riesgo y todo riesgo con franquicia.

Perfil de conductor

Algo que tienen muy en cuenta las aseguradoras, lo contrates en una o en otra, es tu perfil como conductor. Cuánto tiempo hace que te tienes el carnet, qué uso le darás al vehículo, cuántos kilómetros tienes pensado hacer al año aproximadamente, etc. Incluso podrán preguntarte si lo guardas en un garaje o la zona en la que vives.

Estas mismas preguntas deberás responderlas para todo aquel que vaya a conducir el coche. Además, debes tener en cuenta que si anteriormente aparecías como conductor secundario, y este es tu primer seguro como conductor principal, será más caro que cuando lo vayas actualizando en el futuro.

Vehículo a asegurar

De la misma manera que las aseguradoras quieren saber sobre ti y el uso que vas a darle al coche, también quieren conocer las especificaciones del vehículo. El año de matriculación, la potencia y par motor, características como el tipo de combustible o el nivel de hibridación… Todo es importante para conocer el valor real del coche.

También tendrás que dar parte de elementos extras que no sean habituales, como algunos complementos de rendimiento o estéticos, desde alerones y bacas, hasta cualquier elemento interior. Esto puede hacer que el precio de la prima de tu seguro se eleve un poco, ya que es más probable que puedan ocurrir otra serie de problemas.

Tipo de aseguradora

Por último, tendrás que elegir entre las aseguradoras tradicionales o directas. Las garantías son prácticamente iguales, a excepción de que las compañías de seguros directas suelen trabajar por internet o por teléfono. Pero, en general, esta elección corresponde más a tus gustos personales que a algo que vaya a afectar directamente a la protección del coche.

Cuando ya hayas tenido todo esto en cuenta, es el momento de pedir diferentes presupuestos y leer atentamente todas las cláusulas antes de firmar.

Deja una respuesta