El mundial femenino entra en su momento más entretenido