Ángel Ivorra subirá las veces que haga falta la Carrasqueta hasta completar el desnivel del Everest por el Síndrome de Dravet