Alquilar un barco: la alternativa para vivir unas vacaciones inolvidables

El verano es sinónimo de descanso, desconexión y liberación del estrés. Estamos muy próximos a vivir y celebrar las merecidas vacaciones de verano y sin duda, el mar es el destino ideal. Vivimos en un país bañado por multitud de zonas costeras, que nos permiten descubrir un sinfín de rincones mágicos. Sin embargo, la zona del Mediterráneo es una de las que más atracción turística tiene. Por ello, el alquiler de barcos en Alicante se está popularizando cada vez más. ¿Por qué gusta tanto alquilar un barco y cómo puede hacernos disfrutar de unas vacaciones únicas?

La comodidad y la libertad al alquilar un barco son las ventajas principales

Calas, baños de sol y chapuzones. Sin duda, ese es el verano perfecto y si es en compañía, mejor. El verano está para abandonar las preocupaciones y para descubrir nuevos lugares. Todo ello puede conseguirse gracias al alquiler de un barco, pero antes debemos escoger la zona que queremos visitar. Como indicamos anteriormente, lugares espectaculares en España hay en gran cantidad y una buena idea es el alquiler de un barco en Palamós, concretamente en la Costa Brava (Gerona), para comprobar in situ la belleza de sitios como este.

Sin duda, unas de las playas más bonitas de España se encuentran en la zona de las Islas Baleares. Sus magníficas playas de arena fina, dorada y aguas turquesas, son todo un reclamo para los turistas que, anualmente, visitan estos rincones llenos de vida. Gracias a la plataforma de Click&Boat, contamos con miles de barcos disponibles para alquilar con patrón o sin él para vivir una experiencia única en el mar.

Especialmente en Ibiza, Menorca y Mallorca, practicar snorkel es un must. Gracias al barco, tendremos la posibilidad de zambullirnos en el mar para observar con total nitidez hasta qué punto es mágico el fondo del mar. En cambio, para quienes no sean amantes del buceo, tienen la oportunidad de recorrer estas islas en lanchas, veleros o catamaranes. Sea cual sea el medio de transporte marítimo, lo cierto es que estas islas contienen zonas fabulosas.

La zona de Levante también se caracteriza por sus playas. Si bien no tiene la fama de Ibiza o Menorca, lo cierto es que cada vez mayor población nacional y extranjera recorre lugares como Jávea, Dénia o Benidorm. La Costa Blanca se caracteriza por sus playas y parajes de gran belleza, con aguas templadas y transparentes que convierten las vacaciones en un auténtico paraíso.

Alquilar-Barcos-Vacaciones
Imagen de Pixabay

Gracias al alquiler de barcos podremos practicar múltiples actividades en el mar

Independientemente del lugar en el que elijamos alquilar el barco para disfrutar del Mediterráneo, existen una serie de ventajas generales que conviene conocer previamente. La gente que se decide por alquilar un barco, suele repetir la experiencia al año siguiente, puesto que es uno de los momentos más singulares para vivir en familia o entre amigos.

Se trata de una opción económica, puesto que debido a que lo alquilamos entre varias personas, se reparte el precio entre todos. Sin embargo, estando de vacaciones lo que debemos perseguir es no fijarnos en el precio, puesto que estos días están encaminados para el disfrute. Se trata de una forma maravillosa de vivir la libertad entre amigos, relajarnos y reírnos con ellos.

Por otra parte, destacamos que al alquilar un barco, tenemos la posibilidad de recorrer múltiples zonas inaccesibles si no es mediante este medio, pero hay otras múltiples acciones que podemos realizar. Como indicábamos anteriormente, se puede practicar snorkel, hacer paddle surf, ir en kayak, realizar fotografías de puestas de sol o bien, recorrer los distintos puertos de las ciudades en las que estemos. Asimismo, para quienes prefieren planes más relajados, pueden optar también por la lectura, practicar yoga en el barco e incluso, meditar.

Pero sin duda, navegar se convertirá en la sensación más placentera de todas. Sentir la brisa del mar y respirar aire puro y fresco mientras nos desplazamos por el mar es indescriptible, pero a su vez, es inigualable. En este caso, no debemos olvidarnos de alimentarnos bien y de tomar ciertos remedios que ayuden a frenar el mareo en el barco en caso de que padezcamos de ello.

Otra de las ventajas a tener en cuenta es la comodidad. En caso de que escojamos un catamarán, nos daremos cuenta de que sus espacios amplios y abiertos favorecen el confort y la intimidad. En caso de que llevemos niños, bien sea un barco o un catamarán, aprovecharán cada minuto, se desestresarán y vivirán grandes momentos con nosotros.

Al fin y al cabo, el verano está para disfrutar y el barco es el medio que nos permite conseguirlo. Ahora que conocemos por qué es importante optar por un barco, es el momento idóneo para alquilarlo y comprobar en nuestra piel la cantidad de sitios y rincones maravillosos que existen en la zona de la Costa Blanca, la Costa Brava y las Islas Baleares.

Deja una respuesta