Una investigación de la UA permite realizar un mejor diagnóstico, pronóstico y seguimiento de las enfermedades de la retina