Sólo 2 de cada 10 valencianos acude de forma regular al dermatólogo