“Los casos de cáncer de piel pueden evitarse minimizando la exposición al sol y a fuentes artificiales de radiación UV”, aseguran desde la UA