La decoración es el alma de la celebración