A vueltas con la financiación

Lo del nuevo plan de financiación y sus once mil millones adicionales que el Merlín de Moncloa se ha sacado de la manga, se asemeja, y mucho, a ese reparto de herencia que despierta los demonios familiares, enfrenta a los herederos y aviva los agravios cuando alguno de los deudos del finado se ve premiado respecto al resto.

por

Etiquetas

por