UPyD y la regeneración democrática

Es evidente que la opinión de los ciudadanos sobre los políticos está en sus horas más bajas. No es que haya nada nuevo: la corrupción política existe desde que existe la política y seguirá existiendo ya que la codicia es inherente a la condición humana. La diferencia es que antes los diferentes partidos se tapaban unos a otros, con cosas del estilo de “como tú cuentes eso, yo sacaré lo otro”. Y así vivíamos felices y comíamos perdices, inconscientes de que nos estaban metiendo la mano en el bolsillo.

por

Etiquetas

por