Sorpresa

Cual fue mi sorpresa, cuando el pasado 12 de Enero comencé a recibir llamadas tanto de amigos como de compañeros, informándome que se habían publicado dos artículos en este periódico tildándome de apologista del terrorismo, de joven enfermo y un largo etcétera.

por